Sorprende a tu pareja

Queda un mes para el señalado día de San Valentín. Para muchos el día más romántico del año, para otros un día más en el que la única diferencia es que te gastas dinero en regalar algo a tu pareja. Todo superficial, ya que el mejor regalo, el cariño, se regala durante todo el año.

manualidades

Si eres de los que piensa que este día solo ha sido un invento de las grandes marcas para aumentar sus ventas en la época post-navideña y con el final de las rebajas a la vuelta de la esquina, te ofrecemos una solución que te agradará tanto a ti como a tu pareja: la fabricación de tarjetas románticas.

Son muy fáciles de realizar y en ellas podremos decir a nuestra pareja todo lo que sentimos por ella. Algo especial y que nuestra compañera sentimental debería saber día a día, pero que cobra especial interés si esto se relata en algo hecho por tus propias manos. Además, si no eres un manitas, la sorprenderás más aún.

Los materiales son muy fáciles de conseguir, ya que son tan sencillos como una cartulina, botones de colores, pegamento y un rotulador rojo de punta fina.

Los pasos son los siguientes.

  1. Recortamos la cartulina en forma de tarjeta y con el tamaño que más nos guste
  2. Dibujamos en medio un corazón con el rotulador
  3. Cogemos los distintos botones y los pegamos dentro de nuestro dibujo, de forma que con ellos hagamos el corazón
  4. Una vez realizado esto, podemos poner una bonita frase a su alrededor con la que expresar nuestros sentimientos

san valentin

Una fantástica idea que ilusionará y sorprenderá a tu ser más querido. Pero hay muchas más como nos han demostrado desde la web bricolaje10, en el que además de esta gran idea, nos aportan otras muchas con las que no dejaremos indiferentes a nuestra pareja.

Taza pintada a mano para papá

El Día del Padre está a la vuelta de la esquina y es posible que aún no hayas decidido qué detalle tendrás con él. Si necesitas inspiración, toma nota. En esta ocasión proponemos una manualidad muy sencilla, pero tiene ese toque personal que tanto nos gusta: una taza pintada a mano, ¿te animas?

Paso 1. Limpiamos y secamos bien la taza.Materiales: taza blanca de cerámica, pinturas para cerámica, pinceles y horno casero.

Paso 2. Realizamos el diseño que más nos guste. En estos casos, lo más recomendable es empezar con los dibujos grandes y terminar con los detalles.

Paso 3. Dejamos secar la pintura y la introducimos en el horno. Es importante seguir las indicaciones que vienen en el envase de la pintura para cerámica.

Paso 4. Sacamos la taza del horno, ¡y voilà! Ya tenemos nuestro regalo.

Es posible que te haya gustado la idea y que quieras reutilizarla con otras personas. Podrás encontrar muchas propuestas para hacer nuevas tazas pintadas a mano. Seguro que con ellas el café tiene un sabor más agradable.

¿Necesitas más ideas para el Día del Padre? ¿Qué tal una funda de fieltro para libros? Si el fieltro no te convence, prueba con otros materiales, como el cuero. ¡Suerte con tu manualidad y feliz día!

Original portafotos

Los regalos con fotografías son una apuesta segura con amigos y familiares, ya que cuentan con la ventaja de rememorar momentos agradables y, por tanto, ofrecen un valor emocional añadido.

¿Qué ocurre? Que, como sabemos que un regalo con fotos se recibe con especial cariño, acudimos a este recurso fácilmente.

Así, es posible que los nuestros ya hayan recibido un elegante marco comprado en alguna tienda o uno hecho por nosotros mismos. Y eso sin incluir los regalos con fotos que se pusieron de moda hace unos años y permitían tener un cojín con tu pareja, una taza en la que aparecía tu mascota, un reloj con tu grupo de amigos animándote los minutos y un largo etcétera.

Por eso, hoy te traemos una propuesta diferente: si ya usaste el marco y si tu presupuesto no te permite hacer un fotomontaje que ocupe medio salón, realiza el simpático cubo que te dejamos a continuación.

Material: cartulina (o cartón), 6 fotografías, regla, cola, pincel y tijeras. Usa un molde como este para hacer el cubo: 

Paso 2. Doblamos los pliegues con la ayuda de la regla.Paso 1. Cogemos la cartulina y dibujamos sobre ella el molde del cubo. Recuerda que debes cortar la silueta por la línea negra y que las líneas discontinuas son para doblar.

Paso 3. Aplicamos pegamento sobre las pestañas con un pincel. No conviene poner demasiado, para evitar que sobresalga cuando se unan las piezas.

Paso 4. Unimos las piezas.

Paso 5. Cogemos las fotografías y nos aseguramos de que ninguna sea más grande que el cubo. Supongamos que cada cara del cubo es de 10×10 cm; las fotografías deberían medir 9,5×9,5 cm, por ejemplo. En caso de ser necesario, recortamos las fotografías.

Paso 6. Pegamos una fotografía en cada cara del cubo.

¡Y eso es todo! No ha sido nada difícil, ¿verdad? Y es seguro que al destinatario le encantará.