Trucos para decorar una habitación con literas

En los hogares de las familias numerosas es muy habitual encontrar algún dormitorio que posea literas para compartir el cuarto entre hermanos. Aunque a priori parezcan un mobiliario bastante voluminoso, hoy os vamos a contar algunos trucos que podemos emplear para decorar una habitación con literas con estilo propio y diferente.

1. Combinar ropa de cama distinta en cada litera

Un aspecto visual que llama mucho la atención cuando se decora un dormitorio con literas es vestir cada cama con edredones ajustables que tengan diferente diseño. Lo normal es que la habitación sea compartida por dos hermanos, con lo que podemos aprovechar para utilizar dos prendas con distinto diseño y así diferenciar todavía más la litera que prefiere cada uno.

edredon-ajustable-con-colores-distintos-en-litera (1)

2. Decorar los cabeceros y pies

Habitualmente las literas suelen ser de madera natural o lacadas en blanco. Un sencillo truco para aportar algo de color es pintar o pegar algún vinilo en el cabecero y piecero de cada una de las dos camas. Si son literas de chicas se puede emplear vinilos con forma de flores, hoy en día se pueden encontrar muchos diseños distintos a gusto para todos.

3. Colgar unas guirnaldas decorativas

guirnalda-y-cabeceros-adornados (1)

Es un elemento muy original que se suele emplear para decorar una habitación con literas, sobre todo en la parte superior de la misma. Una guirnalda decorativa con banderines de colores, o con forma de siluetas recortadas de animales o corazones, sin ninguna duda será un detalle que le dará un toque particular al dormitorio.

4. Cortinas para literas

Otro truco muy impactante en un dormitorio con literas es colocar unas cortinas para preservar la intimidad del interior de cada cama. Es un aspecto muy original y sencillo de hacer. Por ejemplo, en una habitación de niños, se puede aprovechar la misma tela que tengan las cortinas infantiles que hayamos puesto para las ventanas o puerta del balcón, ya que casi siempre las tiendas suelen vender metraje suelto de tela con el mismo diseño de los productos que poseen.

cortinas-para-literas (1)

5. Alterar la colocación de las camas

De toda la vida las literas siempre han tenido una cama abajo y otra inmediatamente arriba, la razón de esta distribución es para aprovechar mucho mejor el espacio en la habitación. Pero si deseamos aportar un estilo diferente, y siempre que tengamos suficiente metros, podemos colocar las camas de las literas de forma perpendicular. Así la cama de arriba no estará alienada paralelamente con la de abajo.

colocacion-litera-doble (1)

Esta posición diferente de las literas deriva de la gran cantidad de modelos distintos que podemos encontrar en este tipo de mueble. En estos tiempos es normal encontrar sitios que vendan dobles literas como las que podemos encontrar en los camarotes de los cruceros, o incluso mobiliario litera que contenga 3 camas. Al constar de un número impar, la distribución en paralelo queda limitada por la altura del techo, así que siempre la del medio queda en forma perpendicular con respecto a la inferior y superior.

colocacion-en-literas-con-tres-camas (1)

6. Luces interiores

Otro aspecto para customizar cualquier tipo de litera es colocar unas pequeñas luces en su interior. Puede ser una pequeña lámpara o incluso aplicaciones de luces led que basta con pulsar un botón para que se encienda. Además de su función decorativa, resultará muy útil para la persona que descanse en esa parte de la litera. Por ejemplo le da opción a leer por la noche sin molestar al compañero de abajo o arriba, o incluso encendiendo su propia luz le sirve para bajar de la cama por la noches sin necesidad de iluminar toda la habitación.

Como habéis podido apreciar es bastante sencillo ambientar una habitación con literas y personalizar su estilo de forma original y llamativa.

Crea tu propio cabecero con retales

Si eres una persona mañosa y te gusta crear tus propios y personales objetos decorativos, la propuesta es crear un cabecero para la cama a base de retales diferentes. Pero, por supuesto, no se trata de unir trozos de tela al azar, sino de seguir un patrón para conseguir el efecto buscado.

¿Qué vamos a necesitar?

tejidos-y-novedades-paredesUna plancha de madera o aglomerado con las medidas del cabecero que queremos realizar, una grapadora de tapicero (las hay muy baratas en cualquier bazar), unas tijeras, una cinta métrica, cola para tela, cinta de pasamanería y los retales deseados, contando con uno liso a mayores para la parte trasera del cabecero.

Es importante escoger bien los retales, para ello podemos elegir un color base o un motivo común que cree cierto nexo de unión. También es muy elegante la opción de escoger tan solo cuatro retales, cubriendo con cada uno de ellos una cuarta parte del cabecero.

Esta misma tela se puede utilizar para realizar cojines a juego. Se pueden conseguir muy buenos precios en la tienda de retales en tejidosparedes.net. Como se puede realizar por Internet, la compra es doblemente sencilla.

¿Cómo se realiza el cabecero?

Hay muchas alternativas para realizar cabeceros dependiendo de diseño y de la pericia que tengamos. Esta alternativa es una de las más sencillas y resulta apta para todo tipo de niveles y consiste en realizar el cabecero con seis tiras de tela diferentes o de dos o tres modelos combinados .

Se resume en cinco pasos :

  1. Se escoge la combinación que se va a realizar con las telas y se cortan las seis tiras del tamaño adecuado, permitiendo que sobre tela suficiente para poder graparla cómodamente a la parte trasera tanto por arriba como por abajo. El primero y el último de los retales deberán de ser más anchos para graparlos también por los laterales .
  2. Se grapa la tela en la zona superior trasera y se tensa bien, grapándola a continuación en la zona inferior trasera. Al ser el primer trozo, debemos graparlo también en el lateral por la zona de atrás.
  3. Se hace lo mismo con el siguiente retal cuidando de que monte ligeramente sobre la tela ya colocada, de modo que se puedan grapar las dos telas a la madera con una sola grapa . Se colocan de este modo todas las tiras, cuidando de que la última quede grapada también por el lateral.
  4. Una vez que las telas están grapadas a la madera, se utiliza la cinta de pasamanería para tapar las grapas. Esta irá colocada entre las tiras de los retales y pegada con cola.
  5. Por último, solo queda colocar una tela cubriendo la parte trasera. Debe de ir colocada cerca del borde y grapada. Se puede pegar una cinta cubriendo las grapas si se quiere que la parte trasera quede totalmente rematada.

Tras esto solo quedaría colocar los soportes y las alcayatas para sujetarlo a la pared y comenzar a disfrutar de un cabecero nuevo y totalmente original.

Decora y ordena tu habitación

Si hay una actividad que da pereza realizar al ser humano esa es ordenar la habitación. Durante días, pensamos que la silla es el armario y acumulamos en ella montañas de ropa de todo tipo: pantalones, camisetas, ropa interior, etc. No es lo único que amontonamos, también ocupan un amplio hueco revistas, libros o discos.

Todo este desorden llega hasta que nuestra pareja o, si aún vives con ellos, los padres, nos dan tres voces y se encienden todas las alarmas. La habitación es un laberinto, a ver cómo hacemos para salir de él.

habitacion_desordenada

Pues bien, hay varias aclaraciones que hacer para que nuestro laberinto vuelva a ser una habitación. Lo primero de todo es saber dónde vivimos. En muchos casos nos pensamos que nuestra habitación es un simple estudio en el que estamos nosotros solos. Hacemos de ella nuestra propia vivienda, y ese es el principal error.

En un piso de unos 90 metros cuadrados, no podemos permitir que en nuestra habitación haya tres armarios, seis estanterías, un escritorio, una mesa, dos sillas, una televisión, una cama, dos ordenadores y hasta una librería. Debe estar organizada. Tener lo necesario para hacer el espacio más grande.

Lo segundo es organizar el armario. Nos empeñamos en acumular ropa en las perchas sin aprovechar toda su dimensión. Es este el lugar en el que sí debemos acumular estanterías y cajones. Y una vez hayamos hecho esto colocar la ropa en su debido lugar. Primero diferenciar la ropa por épocas del año. Segundo saber qué poner en las perchas y en las estanterías. Camisas, para que no se arruguen y ropa gorda, para que ocupe menos, siempre en las perchas. Si ponemos pantalones podemos acumular un par de ellos en cada una.

Si quieres poner un tablón para fotografías o recordar tareas, hazlo detrás de la puerta para que no ocupe espacio. La cama, si puede ser, pegada a la pared, de esta forma solo nos quitará un parte, no nos hará rodearla.

Además, las estanterías que vayas a poner, lo más arriba posible, a poder ser encima de la cama. Si bien no pongas más de tres, recuerda que es una habitación de la casa simplemente.

Por último, elige bien el color de la habitación teniendo en cuenta su situación, ya que una mala elección puede provocar el desgaste e incluso hacernos dormir peor.