Pon un toque de color con un broche de fieltro

¿Quién nos iba a decir que unos trocitos de tela podrían dar tanto juego? El fieltro es un textil no tejido en forma de lámina cuya característica principal es que para fabricarlo no se teje. A su favor cuenta con que es un material barato, fácil de cortar y coser, que se puede encontrar en muchos colores y tiendas y que puede dar ‘otro aire’ a tus prendas.

Quizás por eso los broches realizados con este material tuvieron un auge impresionante hace unos años: parecía que no hubiera chaqueta, camiseta o bolso que no estuviese decorada con un broche de fieltro.

Y es que solo necesitas elaborar una plantilla (hay muchísimos patrones en la red), trasladarla al fieltro y cortar. Para unir las distintas piezas puedes usar aguja e hilo o pegamento para tela. Sencillo, ¿verdad?

Pues mira qué cosas más apañadas puedes hacer: ahí tienes dos propuestas con flores. El grado de complicación lo decidirás tú; puedes empezar por creaciones más básicas y, según vayas cogiendo práctica, meterte a otras más elaboradas. Lo dicho, internet puede ser una fuente de inspiración, pero si tienes madera de artista, atrévete a  crear tus propios diseños.

Un pensamiento en “Pon un toque de color con un broche de fieltro

  1. Pingback: Ramos de flores con papel crepé | Bricoteca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>