Mamparas de baño acrílicas o mamparas de baño de cristal

A la hora de comprar mamparas de baño te vas a encontrar con que hay varios tipos dependiendo del material con el que estén fabricadas. Dos de las más vendidas suelen ser las mamparas de baño acrílicas y las mamparas de baño de cristal. Cada una de ellas tiene ciertas diferencias que son las que te pueden ayudar en la decisión a tomar.

Mamparas-de-baño-acrílicas-o-mamparas-de-baño-de-cristal-

Las mamparas de baño acrílicas

Una de las primeras premisas que hay que decir de las mamparas acrílicas es que no son mejores ni peores que las de cristal sino diferentes.

Están fabricadas con metacrilato y son más resistentes además de que no se corre riesgo de que se rompan, ni en su instalación, ni en su uso. Son más económicas a nivel de bolsillo porque, al no estar hechas de cristal el precio desciende bastante. Ahora bien, no son tan bonitas como pueden ser las de cristal.

Por último, las mamparas acrílicas son mucho menos pesadas a la hora de abrir o cerrar que las de cristal, por lo que, si se tiene una de puerta corredera, será más sencillo utilizar cuando son acrílicas que cuando son de cristal.

Las mamparas de baño de cristal

Por su parte, las mamparas de baño de cristal, estéticamente, se ven mucho más elegantes que las acrílicas, lo que hace que te puedan gustar más. Son más caras, lo hemos comentado antes, porque el vidrio es más caro que el acrílico, pero en este caso, con todas ellas, se puede amortizar el precio con los años que pasan sin tener que cambiarlas. Eso es lo de menos ya que hablamos de un producto de calidad, en cierto modo mejor que las mamparas acrílicas.

Una ventaja que tienen las mamparas de baño de cristal es que son mucho más fáciles de limpiar que las acrílicas donde, en ocasiones, tienes el problema de que se puede crear moho si no hay algua que se queda en algunas zonas y no se limpia bien.

Están fabricadas con un material securizado, esto es que, si en algún momento la mampara se rompe, está preparada para descomponerse en pequeños pedazos que no deben desprenderse de la estructura (para evitar que te cortes en las manos o pies).

Las mamparas de baño de cristal han de ser montadas mejor por un experto porque, tanto en su instalación, como en el uso, si no ha habido un buen montaje, el cristal puede romperse con facilidad. Por este motivo es que siempre se debe dejar a personas experimentadas, más con mamparas de este material.

Como ves, la elección puede no ser fácil. Si prefieres la elegancia y el diseño, lo mejor es una mampara de cristal pero teniendo en cuenta que hay que tener cuidado con ella para evitar que se rompa (no es fácil que lo haga, pero hay que tenerlo presente). Si, por el contrario, no te importa sacrificarlo, entonces puedes escoger una mampara de baño acrílica que darán un aspecto diferente a tu baño pero serán mucho más prácticas en el uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>