Fundas de fieltro para libros

Esta manualidad es perfecta para uno mismo o como regalo. Los que disfrutan de la lectura saben que llevar un libro de un sitio a otro puede desgastarlos. Por eso, una funda es la solución ideal para protegerlo y, como dijimos hace unas semanas, el fieltro es un material que se trabaja fácilmente y que da muchísimas posibilidades.

Material: fieltro de colores, regla, tijeras, alfileres, aguja e hilo y, en caso de que quieras decorar la funda, botones, cuentas, retales, etc.

Paso 1. Abrimos el libro para el que vamos a realizar la funda y medimos su ancho y alto. Sumamos 2,5 centímetros (tanto en ancho como en alto) y cortamos una pieza de esas dimensiones.

Paso 2. Para la cara interna cortamos dos piezas de fieltro adicional de la misma altura y 2/3 del ancho del libro cerrado.

Paso 3. Unimos con alfileres el recorte principal y las dos piezas. Las cosemos usando hilo de algodón por los bordes.

Paso 4. ¡Ya lo tenemos! Solo necesitamos introducir el libro.

Si quieres decorarlo, entre las muchas posibilidades que hay, puedes:

  • Recortar formas con fieltro y coserlas.
  • Agregar botone, cuentas o retales.
  • Hacer bolsillos, poner una pieza pequeña para guardar el bolígrafo, un cierre… ¡Tú pones el límite a tu imaginación!

En caso de que optes por añadir detalles, es recomendable ponerlos antes de coser las piezas que servían para el interior de la funda. ¡Disfruta de la lectura!

6 pensamientos en “Fundas de fieltro para libros

  1. Pingback: Marcadores para libros | Bricoteca

  2. Pingback: Taza pintada a mano para papá | Bricoteca

Responder a Kalina Pudzianowska Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>