Decora y ordena tu habitación

Si hay una actividad que da pereza realizar al ser humano esa es ordenar la habitación. Durante días, pensamos que la silla es el armario y acumulamos en ella montañas de ropa de todo tipo: pantalones, camisetas, ropa interior, etc. No es lo único que amontonamos, también ocupan un amplio hueco revistas, libros o discos.

Todo este desorden llega hasta que nuestra pareja o, si aún vives con ellos, los padres, nos dan tres voces y se encienden todas las alarmas. La habitación es un laberinto, a ver cómo hacemos para salir de él.

habitacion_desordenada

Pues bien, hay varias aclaraciones que hacer para que nuestro laberinto vuelva a ser una habitación. Lo primero de todo es saber dónde vivimos. En muchos casos nos pensamos que nuestra habitación es un simple estudio en el que estamos nosotros solos. Hacemos de ella nuestra propia vivienda, y ese es el principal error.

En un piso de unos 90 metros cuadrados, no podemos permitir que en nuestra habitación haya tres armarios, seis estanterías, un escritorio, una mesa, dos sillas, una televisión, una cama, dos ordenadores y hasta una librería. Debe estar organizada. Tener lo necesario para hacer el espacio más grande.

Lo segundo es organizar el armario. Nos empeñamos en acumular ropa en las perchas sin aprovechar toda su dimensión. Es este el lugar en el que sí debemos acumular estanterías y cajones. Y una vez hayamos hecho esto colocar la ropa en su debido lugar. Primero diferenciar la ropa por épocas del año. Segundo saber qué poner en las perchas y en las estanterías. Camisas, para que no se arruguen y ropa gorda, para que ocupe menos, siempre en las perchas. Si ponemos pantalones podemos acumular un par de ellos en cada una.

Si quieres poner un tablón para fotografías o recordar tareas, hazlo detrás de la puerta para que no ocupe espacio. La cama, si puede ser, pegada a la pared, de esta forma solo nos quitará un parte, no nos hará rodearla.

Además, las estanterías que vayas a poner, lo más arriba posible, a poder ser encima de la cama. Si bien no pongas más de tres, recuerda que es una habitación de la casa simplemente.

Por último, elige bien el color de la habitación teniendo en cuenta su situación, ya que una mala elección puede provocar el desgaste e incluso hacernos dormir peor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>