Crea tu propio cabecero con retales

Si eres una persona mañosa y te gusta crear tus propios y personales objetos decorativos, la propuesta es crear un cabecero para la cama a base de retales diferentes. Pero, por supuesto, no se trata de unir trozos de tela al azar, sino de seguir un patrón para conseguir el efecto buscado.

¿Qué vamos a necesitar?

tejidos-y-novedades-paredesUna plancha de madera o aglomerado con las medidas del cabecero que queremos realizar, una grapadora de tapicero (las hay muy baratas en cualquier bazar), unas tijeras, una cinta métrica, cola para tela, cinta de pasamanería y los retales deseados, contando con uno liso a mayores para la parte trasera del cabecero.

Es importante escoger bien los retales, para ello podemos elegir un color base o un motivo común que cree cierto nexo de unión. También es muy elegante la opción de escoger tan solo cuatro retales, cubriendo con cada uno de ellos una cuarta parte del cabecero.

Esta misma tela se puede utilizar para realizar cojines a juego. Se pueden conseguir muy buenos precios en la tienda de retales en tejidosparedes.net. Como se puede realizar por Internet, la compra es doblemente sencilla.

¿Cómo se realiza el cabecero?

Hay muchas alternativas para realizar cabeceros dependiendo de diseño y de la pericia que tengamos. Esta alternativa es una de las más sencillas y resulta apta para todo tipo de niveles y consiste en realizar el cabecero con seis tiras de tela diferentes o de dos o tres modelos combinados .

Se resume en cinco pasos :

  1. Se escoge la combinación que se va a realizar con las telas y se cortan las seis tiras del tamaño adecuado, permitiendo que sobre tela suficiente para poder graparla cómodamente a la parte trasera tanto por arriba como por abajo. El primero y el último de los retales deberán de ser más anchos para graparlos también por los laterales .
  2. Se grapa la tela en la zona superior trasera y se tensa bien, grapándola a continuación en la zona inferior trasera. Al ser el primer trozo, debemos graparlo también en el lateral por la zona de atrás.
  3. Se hace lo mismo con el siguiente retal cuidando de que monte ligeramente sobre la tela ya colocada, de modo que se puedan grapar las dos telas a la madera con una sola grapa . Se colocan de este modo todas las tiras, cuidando de que la última quede grapada también por el lateral.
  4. Una vez que las telas están grapadas a la madera, se utiliza la cinta de pasamanería para tapar las grapas. Esta irá colocada entre las tiras de los retales y pegada con cola.
  5. Por último, solo queda colocar una tela cubriendo la parte trasera. Debe de ir colocada cerca del borde y grapada. Se puede pegar una cinta cubriendo las grapas si se quiere que la parte trasera quede totalmente rematada.

Tras esto solo quedaría colocar los soportes y las alcayatas para sujetarlo a la pared y comenzar a disfrutar de un cabecero nuevo y totalmente original.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>