Cómo hacer un hotel de abejas

“Si las abejas desaparecieran de la tierra, entonces al humano solo le quedarían cuatro años de vida”

Esto lo dijo Albert Einstein. Sí, las abejas. Esos bichillos tan pequeños y que a veces confundimos con las avispas. Las abejas son indispensables para nuestro medio ambiente, son las encargadas de la polinización y, por tanto, de la reproducción de muchas plantas que, de otra forma, estarían condenadas a la extinción. Pero un parásito llamado ‘varroa’, el cambio climático y un tipo de insecticidas llamados neonicotinoides las están matando, y ahora las abejas están oficialmente en peligro de extinción.

hotelabejas01_optPara cambiar esto hace falta presionar a gobiernos y multinacionales para que reduzcan su impacto en el medio ambiente y se dejen de usar ese tipo de insecticidas. Pero no os confundáis, también las acciones pequeñas tienen su impacto. Por eso hoy os vamos a enseñar cómo podéis hacer un hotel para abejas.

No todas las abejas viven en colmenas, algunas especies de abejas habitan en pequeños espacios en troncos de árboles o tallos huecos. Por tanto, hacer un hotel para abejas consistiría en una serie de pequeños túneles. La idea es muy simple, y construir el hotelillo de abejas también.

hotelabejas02Necesitas una caja de madera que esté abierta por un lado. Esta caja será las paredes del hotel y no necesitan ser mayores de los 20 centímetros.

hotelabejas03Después necesitas una serie de tacos de madera o pequeños troncos en los que taladrarás los agujeros en forma de túneles que atraviesen el taco/tronco. hotelabejas04Estos pequeños túneles taladrados serán las habitaciones de las abejas.

Lo único que queda es colocar los tacos en la caja.

Cosas a tener en cuenta: lo ideal es poner este hotel en un lugar soleado. Puedes colgarlo de un árbol al que sabes que da el sol, de una pared, o de una valla. Dependiendo dónde lo vayas a poner, deberás o no hacer una parte trasera a la caja (en un árbol sí, en una pared no). También es importante proteger el hotel de la lluvia, para eso basta con hacer uno de los lados de la caja de madera con más profundidad, para que actúa como un tejadillo del hotel.

¡Y ya está! Ya has conseguido que un gran número de abejas tengan un sitio seguro donde descansar entre polinización y polinización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>