Cómo colocar una placa en una pared

Posiblemente si tienes un negocio físico, o una oficina en un bloque de viviendas, querrás poner una placa bien visible en el portal para que la gente que te visite pueda saber cuanto antes donde estás, además de darte a conocer en la zona ya que a la gente le gusta mucho curiosear y ver quién trabaja por allí.

portal-vivienda

Colocar una placa de estas no es nada fácil, depende de muchos factores. En algunos portales tienen un espacio físico en el que es fácil de colocar, debido a que lo han aclimatado para ello. Sin embargo, en muchas urbanizaciones esto no sucede y hay una gran competencia entre las empresas por coger el mejor sitio, es lógico, el que mejor tenga mejor se verá.

En el caso de que tengas que poner la placa sobre la pared, tendrás que tener en cuenta la superficie ya que es la clave para que se pueda sujetar y permanezca inmóvil en el tiempo, porque, ¿te imaginas que se cae? ¡Vaya ruina!

La solución más facil es fijarlo utilizando un taladro, pero no es una opción muy viable es muchas comunidades ya que no dejan hacer agujeros en la pared, por lo que hay que buscar algo que no deteriore la pared.

Por lo tanto, no queda otra que colocar la placa pegándola.

Para hacerlo, necesitarás unos cuantos materiales que puedes encontrar en cualquier ferretería. Los que te presentamos ahora los puedes encontrar por ejemplo en la Ferretería Viñas:

– Adhesivo no más clavos: Es un adhesivo extrafuerte con el que la placa quedará pegada a la pared

– Cinta americana: Es la cinta aislante más fuerte del mercado y nos ayudará a mantener la placa.

En primer lugar, necesitas conocer como es la superficie con la que vas a trabajar, ya que no todas las paredes serán uniformes. Si tienen algo rugoso, quítalo con una paletilla.

Busca un sitio uniforme y limpio para su mejor colocación.

Luego tienes que dejar totalmente lisa la parte posterior de la placa, la que vas a poner el adhesivo, es necesario hacer esto para que la pasta agarre bien.

Una vez tengas estas 2 condiciones perfectas, procederás a colocar el adhesivo. Lo debes hacer en las 4 esquinas y en el centro. No lo pongas muy en el exterior porque al colocarlo sobre la pared, se puede salir, por lo que toma unos cuantos centímetros de precaución.

Cuando lo tengas listo, colocas la placa contra la pared y le apretas durante unos 5 minutos. Verifica que es lugar donde lo quieres dejar y que está bien centrada.

Ahora necesitarás la ayuda de alguien para poner la cinta americana. Corta varios trozos y pégalos entre la placa y la pared, de tal forma que la cinta agarre a la placa.

Lo que hacemos con esto es que mientras el adhesivo se endurece y pega, la cinta americana ayuda a no caerse, en vez de utilizar unos clavitos que hagan tope o de estar nosotros manteniéndola.

La cinta deberá estar durante 24 horas. Si hace frío y niebla, es recomendable que esté unas horas más debido a que con la humedad no se seca bien.

Transcurrido ese tiempo, retira la cinta. Si has seguido todo al pie de la letra, la placa habrá quedado pegada y deberás quitar ya la cinta.

Como dicen los de Bricomanía: “Fácil, sencillo y para toda la familia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>