Crea tu propia biblioteca

Si, como me ocurre a mí, sois unos grandes aficionados a la lectura, supongo que tendréis cientos de libros en casa que no sabéis ni donde colocar. Porque, seamos sensatos, la lectura y los libros existían mucho antes de que llegasen las nuevas tecnologías y las tablets o e-books de turno. Aunque, siendo sinceros, aún con la llegada de estos yo sigo siendo más de lectura tradicional. Por ello, hoy os vamos a dar unas ideas para colocar vuestros libros. Lo haremos gracias a los consejos que nos ofrecen los compañeros de www.unadocenade.com

Lo primero de todo es tirar por lo tradicional, es decir, un despacho. Lo que sería una especie biblioteca. Compramos varios estantes. Eso sí, cuidado con la calidad del mismo, ya que podría caerse debido al peso de los libros.

biblioteca

Pasamos ahora a algo más original. Si les decimos que puede hacerse una butaca-biblioteca seguro que no se lo creen. Pues bien, es posible. Quizás no sea lo más cómodo y puede que tampoco práctico, pero lo cierto es que es muy bonito. Y oye, si se trata de tener los libros a mano…que mejor que esto.

Volvemos a lo práctico. Bueno, a lo práctico y quizás lo más habitual, ya que no todos podemos hacernos un despacho donde colocar los libros. Se trata de una esquinera. Yo no sé vosotros, pero yo es lo que tengo. Es práctico, puedes colocar todos los libros que quieras, estético y apenas nos roba espacio de la casa. Vamos, eso que diríamos que es bueno, bonito y barato.

Y por último, la tradicional estantería. Pero vamos a enseñaros una más original. Una estantería tipo árbol. Su belleza y estética tiene como problema que es menos práctica al poder colocar menos libros, pero lo cierto es que es  un adorno que da elegancia y originalidad a la casa.

Son solo algunos ejemplos. Unos prácticos y otros originales. Si quieren más ejemplos les dejamos aquí la lista de nuestros compañeros.

 

Cómo limpiar los radiadores de la oficina

El invierno lentamente se va acercando por lo que es muy buen momento  para poner a punto los radiadores que tenemos en nuestra oficina antes de que empiece a llegar el frío de verdad. Como siempre, es muy recomendable realizar una purga de todos los radiadores de agua que tenemos para comprobar si funcionan adecuadamente o no, pero también es conveniente cuidar el aspecto visual de éstos cada cierto tiempo para que puedan ofrecer buena imagen en nuestra oficina, por lo que es recomendable dar una mano de pintura para que puedan verse otra vez como al principio. A continuación te vamos a contar varias técnicas para que puedas pintar los radiadores de la oficina y de una forma fácil, así no dejarás ningún hueco.

Como es sabido, los radiadores se encuentran enganchados a la pared y no se pueden descolgar de ésta para poder utilizarlos más a nuestro antojo, por lo que a la hora de limpiar y pintar los radiadores es mejor hacerlo una vez al año y hacerlo de la mejor manera posible. Te enseñamos cómo darle un aire fresco a tu oficina.

Consejos para limpiar los radiadores

Depositphotos_8897747_s-270x270

Una de las primeras técnicas que vamos a comentarte es dejar la superficie del radiador libre de polvo en todo momento, por lo que para ello utilizaremos un paño mojado (a poder ser con alcohol o agua oxigenada) que dejará a nuestros radiadores totalmente limpios. Para las zonas que tengamos más dificultad de acceder del radiador, podemos utilizar una esponja que se adapte a las ranuras del aparato o una brocha también nos servirá para realizar la acción.

El siguiente paso que debemos de hacer es proteger las zonas que puedan ser manchadas de pintura, sobre todo las zonas que estén pegadas al radiador con cartones y cartulinas que luego serán quitadas una vez finalizado el trabajo. Lo recomendable es ponerlo entre el radiador (si es posible) y la pared para que no llegue en ningún momento la pintura a la pared.

Para poder llevar a cabo la tarea correctamente, debemos de comprar pintura en spray para poder llegar a todos los rincones del radiador sin ningún problema. La pintura que compremos debe ser de esmalte anticalórico para que pueda ser capaz de soportar altas temperaturas y que el radiador no llegue a estropearse.

A continuación, se aconseja abrir todas las ventanas de la habitación para que se pueda utilizar el spray sin peligro y aplicar el esmalte por toda la superficie del radiador, y así poder dejar completamente descubierto tanto por delante como por detrás. Lo bueno de la pintura en spray es que puede llegar a todos los rincones sin realizar mucho esfuerzo en ello. Una vez que esté completamente seca la pintura, debemos de retirar los protectores de seguridad que pusimos alrededor para empezar a usar de nuevo los radiadores y poder vislumbrar el nuevo color que van a lucir. Tu oficina se verá mucho más renovada con los radiadores pintados. Por último, haciendo clic en más información podrá conocer dónde comprar pinturas especiales para llevar a cabo sus pequeñas reformas en su oficina o casa.

Da amplitud a tu estudio

El alto precio en el que se situaron las viviendas en España, hicieron que los jóvenes que se querían independizar o que aquellos que se tenían que ir a estudiar fuera y no quisieran compartir vivienda no tuvieran más remedio que vivir en estudios. Pequeñas habitaciones de, como mucho, 50 metros.

La pregunta que muchos se hacían era cómo se podía vivir en un lugar con 30 metros. Sofa-cama, mesa de estudio, televisión y todo completo. Así es como se imaginan muchos la vida en estos pequeños hogares, pero no es así.

Lo primero de todo es conocer el lugar en el que habitas. Quizás el principal problema es que estemos acostumbrados a vivir en grandes hogares donde la mitad de las cosas que guardamos no las necesitamos. Armarios de más, juguetes de niños, utensilios que no utilizamos desde hace años… Aquí no. Aquí se vive con lo necesario.

El segundo paso, y más importante en la distribución. Lo primero de todo es organizar la casa del modo que entre la mayor luz posible, para dar más visión al piso. Después aprovechar todo al máximo.

Departamento pequeño

Una de las cosas que da amplitud es la separación de habitaciones. Muchos piensan que la mejor solución es un sofá-cama, pero no. No hay que andar convirtiendo la habitación en dormitorio y viceversa dos veces al día.

Tener tu cama en un dormitorio favorece otro aspecto. Vas a vivir solo, no necesitas más que una silla. Si alguna vez tienes invitados, puedes disponer de sillas plegables, las cuales puedes guardar bajo la cama. No es lo más glamuroso del mundo, pero hay que recordar que es un piso de 30 metros.

Respecto a los muebles hay que saber organizarlos. Si los ponemos en las esquinas nos quedará más espacio en el centro, siendo importante situarlos en torno a la ventana, para que la luz exterior nos muestre que tenemos amplitud.

Si la luz natural es importante, también lo será la artificial. Colocar las lámparas en lugares estratégicos es esencial. Cuanto más alto sea el techo, mejor.

Y por último la cocina. Es cierto que en estas viviendas se suele recurrir a la cocina americana. Pero una cocina de este estilo, pequeña también debe ser bien decorada y aprovechar al máximo tu espacio, no podemos poner una lavadora entre el horno y el lavavajillas.

Parece difícil, pero, con una buena organización, un piso de 30 metros puede resultar tan acogedor y encantador como una casa de 225 metros. Eso sí, olvídate del enanito para el jardín.

IMÁGEN: Estilosdeco.com

Decora e ilumina

Cada día aparecen nuevos estilos y tendencias para la decoración de interiores, transformando nuestro hogar constantemente según el momento del día en el que nos encontremos.  La iluminación de interiores tiene especial importancia durante esta época del año en la disfrutamos de menos horas de luz y se encienden las lámparas del hogar para alumbrar las primeras horas de la tarde. 

La iluminación ofrece un sinfín de posibilidades para enriquecer cada rincón de nuestro hogar, consiguiendo distintos ambientes a la vez que aportamos diseño y decoración a nuestro hogar.  La tendencia de todo mortal a la hora de iluminar el interior del hogar es colocar una lámpara en el techo o una de pie decorando una esquina de la habitación, pero no imaginamos las enormes posibilidades que tenemos para reinventar la decoración de nuestro espacio.   Aquí te mostramos algunas propuestas para que tu hogar ilumine la belleza que le caracteriza.

iluminacion

La última tendencia en la iluminación de interiores es llevar la luz de abajo hacia arriba, siguiendo el rastro de una pared o de los objetos decorativos que adornan la habitación.

Las luces de colores pueden resultar una extravagancia o un exceso de modernidad para muchos.  Sin embargo, los resultados son impresionantes.  Mientras vemos una película en el sofá, en una cena romántica con nuestra pareja, o si celebramos una fiesta, este sistema de iluminación se convierte en la alternativa perfecta para crear un ambiente deseado sin quebrarnos demasiado la cabeza.

De igual manera podemos tener ubicadas a ras del suelo las luces o bien colocarlas en un falso techo que alumbrará de forma distinta el espacio creando un juego de luces y sombras.

Despídete de las lámparas tradicionales que cuelgan del techo y ocupan espacio fijándote en las nuevas tendencias de la iluminación.

Decora tu baño con estilo

En cuanto a decoración se refiere, el cuarto de baño de nuestro hogar suele ser el eterno olvidado. Muchas veces solemos invertir, erróneamente,  mucho tiempo en dar un toque personal  al salón, habitaciones y cocina; dedicando menos tiempo a esta parte de nuestra casa y olvidando su importancia. El baño también forma parte del conjunto de nuestro hogar y su decoración dice mucho de nuestro estilo y de nuestros gustos.

El mayor inconveniente a la hora de decorar nuestro baño puede que sea el reducido espacio de estos en los pisos y casas pequeñas. Actualmente, los baños suelen proyectarse muy pequeños y con poco espacio, no obstante, esto es no es escusa para sacarle el mejor partido posible.

Las nuevas tendencias decorativas han cambiado ese antiguo concepto de “baño clásico” por un ambiente sofisticado que, además de hablar de nuestro estilo, transmite tranquilidad y relax, aprovechando siempre al máximo el espacio disponible. ¿Tienes un baño pequeño? ¿Quieres darle un toque personal? A continuación te damos 5 ideas para que decores tu baño:

  • El orden como sinónimo de espacio

El orden es lo primordial si contamos con muy poco espacio en nuestro baño. Para dar una sensación de amplitud, nuestro consejo es mantener ordenado el baño sin productos a la vista. Mediante cestas de mimbre, carritos, botes de cristal y estanterías podremos organizar todos los productos de nuestro baño.

Baño ordenado

  • Muebles prácticos con mucho estilo

Si contamos con poco espacio, lo mejor es utilizar muebles con formato gaveta, pues son mucho más cómodos y fáciles de ordenar. Utilizar los muebles para dar orden y organización es la forma perfecta de dar más amplitud a nuestro baño.

Cajones con formato gaveta

  • Espejos para crear  espacio

No existe cuarto de baño sin espejo. Además de ser uno de los elementos principales de esta parte de nuestro hogar, podemos hacer uso de él para potenciar la luz y crear mayor sensación de espacio. Aconsejamos espejos grandes y sin marco.

Espejos en el baño

  • Textiles relajantes

Para dar a nuestro baño ese toque de zona de relax, las toallas, alfombrillas y cortinas de colores suaves son las mejores opciones para no saturar el poco espacio disponible. Estos colores darán, además de un estilo propio, sensación de amplitud y relajación a nuestro cuarto de baño.

Toalles color pastel

  • Duchas prácticas y decorativas

La ducha suele ser el mayor problema en un baño con poco espacio. Las mamparas son la mejor alternativa, pues dan sensación de espacio y pueden servir como base para marcar nuestro estilo. No tengamos miedo de personalizar el cuarto de baño con papel decorativo, láminas, fotografías, flores frescas, etc.

Imágenes: facilicimo.com

La forma más barata de cambiar tus muebles

¿Has pensado alguna vez en la posibilidad de redecorar tu casa sin la necesidad de cambiar los muebles?

Es muy sencillo, sólo tienes que comprar papel para paredes, ponerte manos a la obra y pegarlo en cualquier mueble al que quieras dar un toque más moderno. Pero eso sí, es imprescindible tener mucho cuidado para que ni el papel, ni sobre todo, el mueble sufran algún tipo de daño que pueda suponer la pérdida de cualquiera de los dos.

Veamos cual es el paso a paso indicado para no tener ninguna sorpresa y que todo quede según lo planeado.

Para comenzar, lo primero que hay que hacer es tomar medidas de la zona del mueble que queremos tapar con el papel de la pared. Para que el cambio en el mueble sea más notable, se recomienda aplicar el papel a las puertas y los cajones del mueble.

decoracion ideas

Fuente: Decoración Ideas

Una vez cortado con las medidas exactas, continuamos con el segundo paso en el que con la cola en una mano y el pincel en la otra, nos dedicamos a repartir de forma equilibrada toda la pega por la zona a cubrir con el papel.

Sin esperar un minuto, pasamos a aplicar sobre el mueble todo el papel cortado, teniendo especial cuidado en evitar las posibles arrugas o burbujas que pueden quedar.

Cuando se haya terminado con la fase más complicada de todo el procedimiento, hay que comenzar con el barniz. La aplicación de este producto es imprescindible para impedir que con el roce del día a día el papel pueda levantarse, dañando así, su estética. Además de esta forma, el mueble logrará un tono más brillante.

Con estos sencillos y pequeños consejos, tenemos en nuestra mano la posibilidad de dar un toque diferente al mobiliario de la casa.

 

Dale otro aspecto a tus muebles: craquelado

El craquelado es una técnica de falso acabado que aporta al objeto sobre el que se aplica un aspecto agrietado.

Para conseguir ese efecto, necesitaremos:

  • Pintura de base
  • Pintura de acabado
  • Cola vinílica
  • Pinceles

Antes de empezar, hay que limpiar con un paño húmedo la superficie a tratar y secarla con un paño limpio. Aplicamos sobre la misma la pintura que hayamos elegido para la base y la dejamos secar.

A continuación, diluimos la cola en un poco de agua (diez partes de cola y una de agua, aproximadamente) y aplicamos una capa generosa con un pincel grueso hasta cubrir el mueble.

Cuanto más gruesa sea la capa de cola, más grandes serán las grietas. Si queremos que tenga un aspecto más natural, se puede aplicar la cola de forma irregular.

Dejamos que se seque un poco (para asegurarnos de que está en el punto adecuado, debemos ver que se ha formado una película seca, pero que sentimos blanda al presionarla). Sobre ella, aplicamos la pintura de acabado elegida. Es mejor aplicarla diluida para que forme una capa fina que facilite el craquelado y dejamos secar completamente. Veremos cómo van formándose y creciendo las grietas conforme se va secando.

Para finalizar, podemos darle una fina capa de cera en pasta, que resaltará el aspecto antiguo.

Esta técnica no tiene por qué emplearse exclusivamente en muebles, ya que puede aplicarse sobre distintas superficies: madera, cerámica, yeso, etc.