Beneficios de la calefacción de suelo radiante

La calefacción por suelo radiante (HNF), haz clic aquí, es ampliamente utilizada en el norte de Europa y en los últimos años se ha convertido en muy popular en el Reino Unido, tanto para las nuevas construcciones como para la renovación de las existentes. Al igual que con la mayoría de las cosas, hay varios factores a favor y en contra, y si calefacción por suelo radiante es la opción depende en gran medida de su estilo de vida.

Con un sistema de calefacción por suelo radiante, el propio suelo se convierte en el emisor de calor y la calefacción de la habitación es desde el suelo hacia arriba, a diferencia de los radiadores en un sistema de calefacción central normal donde los emisores están montados en la pared y el calor es desde el techo hacia abajo.

calefaccionok

Tanto los sistemas de calefacción por suelo radiante eléctrico y de agua están disponibles, son casi idénticos aparte que obviamente, uno utiliza calefacción eléctrica y la otra agua caliente que circula a través de una tubería.

La de agua caliente la utiliza a una temperatura inferior a la calefacción central por agua convencional (típicamente 50 ° C en lugar de 60 ° C o más), lo que la hace ideal para su uso con una alta eficiencia en las calderas de condensación; la temperatura de funcionamiento inferior también hace que sea más adecuado para su uso con bombas de calor o calentadores de agua solares.

Sea cual sea el sistema que se utilice, la fuente de calor se encuentra bajo el suelo y la zona de calor se separa en zonas independientes (normalmente una zona por habitación) y cada zona se calienta y controla de forma independiente.

Cabe señalar que determinados productos están diseñados para tipos específicos de instalación y antes de usar se debe uno informar– es decir, los tubos incrustados en el pavimento para la calefacción por suelo radiante pueden no ser adecuados para la instalación bajo un suelo de madera; de manera similar puede aplicarse también a la inversa.

La calefacción de suelo radiante a base de agua a menudo se afirma que es más barata de mantener que la calefacción central mediante radiadores, parte de la lógica es que el agua que se utiliza es a una temperatura inferior.

Sin necesidad de tener que tener radiadores montados en la pared, hay menos limitaciones a la hora de la colocación de los muebles en la habitación correspondiente. También se nota en que habrá menos recovecos en los que se quede el polvo incrustado al estar el espacio más liberado.

Eso sí, uno de los mayores inconvenientes es el tiempo de respuesta relativamente lento de la calefacción por suelo radiante, especialmente cuando el tubo o el cable está incrustado en un piso sólido. Un piso de madera puede tardar de 30 minutos a una hora para calentarse mientras que en el caso concreto pueden ser varias horas – sin embargo, el tiempo de enfriamiento también es igualmente largo. Esto no puede ser considerado un inconveniente si en casa hay gente continuamente o si la HNF es sólo utilizada como calefacción secundaria.

Un inconveniente que presenta es que al estar fija debajo del suelo tendremos que tener muy clara como queremos la distribución de los muebles en cada habitación. Porque si ponemos un armario encima de los tubos calientes es muy probable que se generen humedades y que con el paso del tiempo se nos estropeen los muebles que estén recibiendo calor asiduamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>