Cómo renovar tus colchas por poco dinero

Las colchas son quizás uno de los elementos más versátiles de nuestra cama. Debido a la gran variedad de diseños existentes y a la gran diversidad de materiales se adaptan a todas las estaciones del año y también a todas las situaciones: colchas gruesas de lana para el invierno o de fino perlé para el verano; de gran tamaño para cubrir toda la cama o más pequeñas para abrigarnos en el sofá; colchas para lavar y usar de un modo constante o de delicados bordados cuya misión es más estética que práctica etc.colchas-mora-outlet

Una colcha puede cambiar totalmente el aspecto de un dormitorio, por lo que es habitual tener varias que se van alternando según la estación del año o simplemente cuándo se desea ver la habitación con un aire diferente dependiendo quizás de nuestro estado de ánimo de ese momento.

Diferenciar una colcha de calidad de otra mediocre es posible incluso a simple vista, observando la caída. Cuando el artículo es bueno se acopla perfectamente a la cama con un suave vuelo, sin formar arrugas ni formas extrañas. Con el uso también se descubre que el color se mantiene inalterable y que no se forman bolitas ni deshilachados. En definitiva, son bonitas y se mantienen así durante mucho tiempo.

Una alternativa barata y de calidad

Si necesitas renovar la ropa de cama y no quieres gastar mucho dinero pero tampoco renunciar a la calidad de los materiales y diseños ya no es necesario esperar a las rebajas para hacerlo. Cada temporada, Textil Mora saca a la venta nuevos modelos de colcha, mantas y edredones y, consecuentemente, otros desaparecen del catálogo para dejar espacio a las últimas incorporaciones.

Las colchas Mora suelen caracterizarse por sus diseños atemporales y muy elegantes que raramente pasan de moda, por lo que los productos descatalogados de los que todavía queda stock pasan a venderse en su apartado de Outlet, eso sí, con grandes descuentos. Por eso renovar colchas con Textils Mora Outlet es posible durante todo el año y con los mejores descuentos.

La garantía de una gran marca

Muchas personas desconfían sobre la calidad de los productos de los Outlets, pero en el caso de que estén pensando en renovar colchas con Textils Mora en su Outlet pueden estar totalmente tranquilos. Los descuentos de Mora tan solo influyen en el precio, nunca en la calidad del producto ya que en ningún caso de trata de artículos con tara o fabricados especialmente para vender con descuento. De este modo es posible encontrar colchas de la calidad que ofrece esta marca, presente en nuestros hogares de toda la vida, por precios a partir de tan solo diez euros.

Esta prestigiosa marca cuenta con más de 80 años fabricando mantas, colchas, edredones, almohadas y sábanas en España. Venden a más de 60 países en todo el mundo. La fábrica está ubicada en el pueblo de Onteniente un pueblo que la mayoría de las empresas son del sector textil desde hace más de 90 años, este precioso pueblo pertenece a la provincia de Alicante.

Cómo colocar una placa en una pared

Posiblemente si tienes un negocio físico, o una oficina en un bloque de viviendas, querrás poner una placa bien visible en el portal para que la gente que te visite pueda saber cuanto antes donde estás, además de darte a conocer en la zona ya que a la gente le gusta mucho curiosear y ver quién trabaja por allí.

portal-vivienda

Colocar una placa de estas no es nada fácil, depende de muchos factores. En algunos portales tienen un espacio físico en el que es fácil de colocar, debido a que lo han aclimatado para ello. Sin embargo, en muchas urbanizaciones esto no sucede y hay una gran competencia entre las empresas por coger el mejor sitio, es lógico, el que mejor tenga mejor se verá.

En el caso de que tengas que poner la placa sobre la pared, tendrás que tener en cuenta la superficie ya que es la clave para que se pueda sujetar y permanezca inmóvil en el tiempo, porque, ¿te imaginas que se cae? ¡Vaya ruina!

La solución más facil es fijarlo utilizando un taladro, pero no es una opción muy viable es muchas comunidades ya que no dejan hacer agujeros en la pared, por lo que hay que buscar algo que no deteriore la pared.

Por lo tanto, no queda otra que colocar la placa pegándola.

Para hacerlo, necesitarás unos cuantos materiales que puedes encontrar en cualquier ferretería. Los que te presentamos ahora los puedes encontrar por ejemplo en la Ferretería Viñas:

– Adhesivo no más clavos: Es un adhesivo extrafuerte con el que la placa quedará pegada a la pared

– Cinta americana: Es la cinta aislante más fuerte del mercado y nos ayudará a mantener la placa.

En primer lugar, necesitas conocer como es la superficie con la que vas a trabajar, ya que no todas las paredes serán uniformes. Si tienen algo rugoso, quítalo con una paletilla.

Busca un sitio uniforme y limpio para su mejor colocación.

Luego tienes que dejar totalmente lisa la parte posterior de la placa, la que vas a poner el adhesivo, es necesario hacer esto para que la pasta agarre bien.

Una vez tengas estas 2 condiciones perfectas, procederás a colocar el adhesivo. Lo debes hacer en las 4 esquinas y en el centro. No lo pongas muy en el exterior porque al colocarlo sobre la pared, se puede salir, por lo que toma unos cuantos centímetros de precaución.

Cuando lo tengas listo, colocas la placa contra la pared y le apretas durante unos 5 minutos. Verifica que es lugar donde lo quieres dejar y que está bien centrada.

Ahora necesitarás la ayuda de alguien para poner la cinta americana. Corta varios trozos y pégalos entre la placa y la pared, de tal forma que la cinta agarre a la placa.

Lo que hacemos con esto es que mientras el adhesivo se endurece y pega, la cinta americana ayuda a no caerse, en vez de utilizar unos clavitos que hagan tope o de estar nosotros manteniéndola.

La cinta deberá estar durante 24 horas. Si hace frío y niebla, es recomendable que esté unas horas más debido a que con la humedad no se seca bien.

Transcurrido ese tiempo, retira la cinta. Si has seguido todo al pie de la letra, la placa habrá quedado pegada y deberás quitar ya la cinta.

Como dicen los de Bricomanía: “Fácil, sencillo y para toda la familia”

Lámparas decorativas con materiales reciclados

Una de las cosas que podemos hacer con el bricolaje y los materiales que ya no queremos y que en otras circunstancias irían a la basura es hacer nuestras propias lámparas de diseño para decorar nuestra casa. Existen multitud de alternativas y el límita solo se encuentra en tu creatividad. Buscando por internet puedes encontrar ejemplos muy variados de lámparas muy originales diseñadas con materiales reciclados. Desde Hiperlámparas nos proponen una serie de diseños de lámparas con materiales reciclados que nos han gustado. Por supuesto si lo tuyo no son las manualidades puedes pasarte por la tienda online, donde podrás encontrar lámparas de todos los estilos y para todos los bolsillos. Con pocas herramientas y los materiales reciclados que se necesitan, se pueden hacer creaciones muy interesantes para nuestro hogar.

A continuación os proponemos algunas creaciones que hemos encontrado en internet:

1. Crear nuestras lámparas con botes de cristal:

lamparas-en-boteSi hay algún elemento de desecho que podemos usar en nuestras manualidades y que nos sobran en todas las casas son los botes de cristal. Si os ha pasado como a nosotros, habréis podido comprobar que la despensa es una fuente interminable de este tipo de envases! Con estos botes y simplemente utilizando un casquillo de bombilla corriente y moliente y con la ayuda de un martillo de goma, podemos crear una lámpara. Con el martillo ajustamos el casquillo con la bombilla colocada previamente en el orificio donde suele ir la tapadera de rosca, si no se ajusta exactamente podemos usar silicona. El resultado es muy bueno. Si queremos decorar nuestro jardín para navidad podemos pintar los botes de colores con la pintura adecuada. 

2. Crear nuestras lámparas con pinzas de la ropa

indexEsta alternativa es una de las que más no han gustado, se trata de usar las pinzas de madera de tender la ropa para construir una estructura normalmente en espiral donde la cabeza mordedora de la pinza sujeta siempre a la pinza siguiente. En el interior de la estructura en espiral colocamos la bombilla y que puede ir en un soporte metálico a la altura que más nos convenga. Esta idea es muy ecológica y el resultado es excelente como podéis comprobar en las imágenes. 

3. Crear nuestras lámparas con latas de conserva

index2Si, has oído bien, también con latas de conservas se pueden crear lámparas de lo más originales. En esta ocasión nos bastará con las las latas de conservas que más nos gusten , un casquillo de bombilla, la bombilla que más nos guste, un martillo de goma, silicona y cadenas de las cortinas que se suelen poner en las puertas de entrada de las casas de los pueblos. Tenemos que practicar un agujero en la parte inferior de la lata con nuestro taladro. A través de dicho agujero introduciremos la cadenas que hará de sustento y conectará la lata con el techo, junto a la cadena debemos enredar el cable de la luz que llegará hasta la bombilla y de la misma manera introduciremos por el orificio practicado en la lata anteriormente. Conectaremos al clave al casquillo de la bombilla desde la apertura natural de la lata y con silicona fijaremos la cadena al interior de la parte inferior de la lata.

Cómo limpiar los radiadores de la oficina

El invierno lentamente se va acercando por lo que es muy buen momento  para poner a punto los radiadores que tenemos en nuestra oficina antes de que empiece a llegar el frío de verdad. Como siempre, es muy recomendable realizar una purga de todos los radiadores de agua que tenemos para comprobar si funcionan adecuadamente o no, pero también es conveniente cuidar el aspecto visual de éstos cada cierto tiempo para que puedan ofrecer buena imagen en nuestra oficina, por lo que es recomendable dar una mano de pintura para que puedan verse otra vez como al principio. A continuación te vamos a contar varias técnicas para que puedas pintar los radiadores de la oficina y de una forma fácil, así no dejarás ningún hueco.

Como es sabido, los radiadores se encuentran enganchados a la pared y no se pueden descolgar de ésta para poder utilizarlos más a nuestro antojo, por lo que a la hora de limpiar y pintar los radiadores es mejor hacerlo una vez al año y hacerlo de la mejor manera posible. Te enseñamos cómo darle un aire fresco a tu oficina.

Consejos para limpiar los radiadores

Depositphotos_8897747_s-270x270

Una de las primeras técnicas que vamos a comentarte es dejar la superficie del radiador libre de polvo en todo momento, por lo que para ello utilizaremos un paño mojado (a poder ser con alcohol o agua oxigenada) que dejará a nuestros radiadores totalmente limpios. Para las zonas que tengamos más dificultad de acceder del radiador, podemos utilizar una esponja que se adapte a las ranuras del aparato o una brocha también nos servirá para realizar la acción.

El siguiente paso que debemos de hacer es proteger las zonas que puedan ser manchadas de pintura, sobre todo las zonas que estén pegadas al radiador con cartones y cartulinas que luego serán quitadas una vez finalizado el trabajo. Lo recomendable es ponerlo entre el radiador (si es posible) y la pared para que no llegue en ningún momento la pintura a la pared.

Para poder llevar a cabo la tarea correctamente, debemos de comprar pintura en spray para poder llegar a todos los rincones del radiador sin ningún problema. La pintura que compremos debe ser de esmalte anticalórico para que pueda ser capaz de soportar altas temperaturas y que el radiador no llegue a estropearse.

A continuación, se aconseja abrir todas las ventanas de la habitación para que se pueda utilizar el spray sin peligro y aplicar el esmalte por toda la superficie del radiador, y así poder dejar completamente descubierto tanto por delante como por detrás. Lo bueno de la pintura en spray es que puede llegar a todos los rincones sin realizar mucho esfuerzo en ello. Una vez que esté completamente seca la pintura, debemos de retirar los protectores de seguridad que pusimos alrededor para empezar a usar de nuevo los radiadores y poder vislumbrar el nuevo color que van a lucir. Tu oficina se verá mucho más renovada con los radiadores pintados. Por último, haciendo clic en más información podrá conocer dónde comprar pinturas especiales para llevar a cabo sus pequeñas reformas en su oficina o casa.

DIY para principiantes: los conceptos básicos

El DIY, conocido en español como Hágalo usted mismo, es un hobby que se ha popularizado durante los últimos años y que consiste en (¡sorpresa, sorpresa!) hacer las cosas tú mismo. Es un hobby muy útil, ya que la premisa básica es que si una persona aprende rápido y sabe cómo aplicar las habilidades básicas en proyectos del hogar, ya no necesitará contratar a otras personas para que hagan el trabajo.

Hagalo usted mismo DIY

Hagalo usted mismo DIY

En los últimos años, el DIY ha ganado muchos adeptos alrededor del mundo y se ha ganado los corazones tanto de amas de casa como de profesionales, ya que la idea de mejorar el aspecto de su casa usando su propio talento (y no hace falta tener un talento fuera de lo normal) atrae a un montón de gente. Si quieres empezar a meter la cabeza en el mundo del DIY, hay ciertas cosas que debes tener en cuenta:

La habilidad

Lo primero para hacer algo es aprender a hacerlo. Hay que hacerlo siguiente el ritmo de cada uno y su entusiasmo, que se traduce en voluntad para dedicar tiempo y terminar las tareas. A la hora de empezar con el DIY, empieza con proyectos que te gusten y que no sean demasiado complicados.

Ser realista

En el DIY, hay cosas que quedan fuera del alcance de la mayoría de personas. Si vas a aplicar el DIY a temas complicados que incluyan sistemas eléctricos o similares, infórmate para enterarte de todo lo que debas saber y limítate a hacer aquello que te parezca factible.

El tiempo

Seamos sinceros; la gran mayoría de los proyectos de DIY requieren una importante inversión de tiempo. Si no puedes encontrar tiempo para realizar tu primer proyecto, lo mejor es que pospongas tu primer intento hasta que tengas tiempo. Esto minimizará el desorden en casa y tu frustración.

El dinero

El objetivo del DIY, además de hacer algo entretenido y útil, es ahorrar. Sin embargo, hay algunos proyectos que requieren una gran cantidad de dinero. Sea como sea, ya estés comprando sellos de goma para decorar tus paredes como luces para tu salón, es importante que no intentes ahorrar dinero utilizando productos y materias primas de mala calidad, porque el resultado no será el deseado.