Laberintos caseros a nivel de expertos

Si tienes hijos, sobrinos, primos pequeños e incluso gatos o perros  y no sabes cómo hacer que pasen un rato muy divertido te propongo una idea muy fácil de confeccionar y que hará de tu tiempo y el de los más peques, una auténtica atracción.

Laberinto infantil con cajas

A todos los niños les gustan los laberintos y qué mejor que fabricar uno casero para tenerlo en  el patio de casa siempre al alcance de ellos. Simplemente hay que reunir un número considerable de cajas de cartón –dependiendo de la amplitud y de la dificultad del recorrido- y unos parches de plástico y celofán para poder aunar los cartones.

Le puedes dar la altura que desees pero piensa que es recomendable saber qué está ocurriendo dentro del laberinto para no perderte ningún detalle cuando el jugador esté manos a la obra. Cuando ya están todos los cartones cortados con el mismo patrón, es necesario juntar dos láminas para que así el soporte del juego sea más resistente. Con ayuda de los parches de plásticos y de celofán podrás unir todas las piezas del puzzle. Para que su aspecto sea más original que el de la foto, podemos darle una capa de pintura o forrarlo con goma eva del color que más te gusta y decorarlo con dibujitos o incluso con flechas equívocas que confundan al jugador.

Una manualidad económica y muy sencilla de llevar a cabo con la que alegrar el día a los más aventureros que nunca paran quietos en casa, tan solo reutilizando cajas de cartón a nivel de un auténtico experto.

Pisos y locales con certificación energética

Como sabes, la certificación energética de edificios es un documento oficial que ha de estar expedido por una persona con capacidad para hacerlo que declara si el edificio está bien para ahorrar energía o, por el contrario, obtiene una baja calidad en el mismo a la hora de analizar su consumo.

certificacion energetica de edificios

Este documento, que suele ser de carácter obligatorio, ahora lo va a ser más que nunca porque, al parecer, todos los pisos y locales, ya sea que se vendan o alquilen, han de llegar un informe de eficiencia energética, lo que es lo mismo, una certificación energética de edificios para poder gestionar los trámites.

La medida se ha puesto en marcha el 1 de junio de este año y no solo afecta a las que ya están construidas sino también a las de nueva construcción y a los edificios que pertenecen al municipio, con un periodo de plazo de 20 días.

La ley establece así que, si se vive en lugares de menos de 20.000 habitantes será obligatoria la revisión para saber el estado de la construcción.

Según todo esto tendrás que informarte si eres el propietario de un edificio mientras que, si tienes un piso, el documento debieron dártelo a su compra o, en caso de que no lo haya, habrá que estar a lo que se establezca para saber quién lo pagará.

Es importante que los resultados de la certificación energética de edificios siempre salgan con la calificación más alta, datos que, en la mayoría de edificios de nueva creación, está ocurriendo, más concienciados con el ahorro de energía.

Un regalo útil y original para el Día de la Madre

El Día de la Madre está a la vuelta de la esquina y de siempre hemos podido comprobar que los mejores regalos son los personalizados. Por eso traemos un original idea y de bajo coste, que si eres aficionado a la lectura no te costará mucho encontrar los materiales necesarios para fabricar el que será, sin duda, el regalo más original que tu madre pueda tener en casa.

Rastreando por el gigante tecnológico, hemos encontrado un objeto de gran utilidad y de fácil preparación. Se trata de un reloj de pared construido con todas aquellas revistas que tengas por casa y cuya lectura ya no tenga valor.

Reloj fabricado con revistas recicladas

Los materiales que utilizaremos son los siguientes: un kit de reloj (que fácilmente lo puedes comprar en secomocomprar.com), un lápiz, una pistola de pegamento y un pelotón de revistas, donde puedas elegir muchos colores.

Como si de un ejercicio anti estrés se tratase, comienza a arrancar las páginas más coloridas que veas entre tus revistas. De manera individual coge cada una de ellas y enróllalas, quedándose cada una de ellas como una fina barra alargada. Para hacer los círculos que tal cual aparecen en la imagen, utilizaremos el lápiz para poder hacer la forma, ayudándonos del pegamento.

Hay que tener paciencia para que la bobina se quede fija, ya que si no esperamos mucho tiempo de desenroscará. Tras haber conseguido fabricar unas 30 bobinas (depende del tamaño que quieras hacer tu reloj de pared), empezamos a trabajar en una lámina que nos sirva de base para construirlo.

Si observamos en la imagen, en la parte céntrica del reloj donde se encuentran las manillas del reloj, las bobinas de revista son más grandes. Es tan fácil como empezar con una (con la ayuda del lápiz) y continuar encolando el resto, encima una de otra.

Tras mucha paciencia e instalar el kit del reloj, siguiendo las instrucciones, obtenemos este original y colorido regalo para el Día de la Madre. ¡Felicidades!